Cueva de Cuevas

Camarín de Candamo

Camarín de la Cueva de Candamo

La de San Román de Candamo es la cueva con pinturas del Paleolítico superior que se encuentra situada en el extremo más occidental de la Península Ibérica.

La palabra camarín viene de cámara y consiste en una oquedad que dada su ubicación en la cueva supone en sí misma un santuario. Se encuentra en un lugar de difícil acceso a 12 metros del suelo,  un magnífico ejemplo de ubicación pensada y escogida que da idea no sólo de la importancia que daban a las formaciones geológicas sino también a la iluminación.

En el centro de la composición aparece la figura de un caballo de color siena y de estilo solutrense y otros tres équidos de ejecución incompleta, así como un uro, animal extinguido en el s. XVII y antecesor del toro.

Las pinturas del Camarín han sido datadas en 21.000 años. No son las únicas pinturas que aparecen en la cueva aunque sí son las mejores conservadas.  Cabe destacar que desde el verano de 2008 tanto la cueva de Candamo como la de Tito Bustillo y otras tres cuevas asturianas (Llonín, Pindal y Covaciella) han sido declaradas monumento de la humanidad por la UNESCO, lo que supone una puesta en relieve de la importancia de estas representaciones, singulares e irrepebles, que aunque en muchos casos estén cerradas al público general, se pueden admirar y disfrutar en réplicas exactas como las que se muestran en el Parque de la Prehistoria de Teverga.

Comparte:       pdf Imprimir Enviar